Seguí a Río Colorado por Facebook Seguí a Río Colorado por Instagram
 
 
 
 

Río Colorado | Río Negro | Patagonia | Regionales | Nacionales| Sociedad | Economía | Política | Turismo
   
Los #Hashtag de hoy sábado 30 de mayo del 2020

Clausura Comercial |  Covid-19 Partes de Prensa RN |  Tormentas Fuertes |  Desinfección |  Puente Interno |  Nuevas medidas de prevención |  Coronavirus en Río Colorado |  Barbijos |  Municipalidad de La Adela |  Romina Paola Avello |  Ovni |  Solidaridad |  Bancos | 
 
 


Fecha de publicación 20/11/2018
Hugo Seleme
De héroes y victimas


Foto de la Noticia De héroes y victimas

Nuestra sociedad está llena de relatos heroicos. Hace algunos años escuchamos de Efraín, un niño del Chaco, que debía caminar todos los días seis kilómetros para llegar a la escuela primaria. El hecho de que llegase a ser abanderado, y de que tuviese asistencia perfecta a pesar de las dificultades, lo elevó a la categoría de estudiante ejemplar…

En marzo de este año apareció el caso de Agustina, a quien se presentaba como una joven de diecisiete años que aunque muchas veces fue a la escuela sin comer, porque en su casa no había, obtuvo las mejores calificaciones y llegó a ser abanderada. También están los maestros que caminan kilómetros para dictar clases, por un salario magro. En el caso de los maestros la heroicidad no sólo destaca su condición atlética, sino su calidad de médico, asistente social y tutor, de sus alumnos.

Nuestros últimos héroes son cuarenta y cuatro submarinistas que permanecieron abandonados en el fondo del mar por un año. Son el mejor tipo de héroes porque su muerte garantiza su silencio, y los vuelve aptos para legitimar cualquier discurso. Sus rostros enmudecidos por una explosión de la que se sabe poco y de la que es posible que gracias al esfuerzo del gobierno nadie sabrá más, pueden ser rodeados de banderas en montajes televisivos cuidadosamente elaborados. La banda de sonido debe ser épica para que la escena heroica esté completa. La promesa presidencial de “no dejarlos solos”, formulada unos pocos días antes de que los restos fuesen encontrados, o el saludo de “bienvenidos a casa”, luego de que fuesen hallados, sirve para poner de manifiesto que no sólo son héroes sino que son “nuestros”. Pertenecen a un “nosotros” del que formamos parte todos, ciudadanos y funcionarios por igual. 

Creo que lejos de felicitarnos porque el panteón nacional haya comenzado a estar superpoblado, haríamos bien en mirar qué se encuentra detrás de los relatos heroicos. Si miramos con cuidado, detrás del barniz cuidadosamente aplicado de heroicidad, encontraremos los rostros desfigurados de las víctimas. Los gobiernos indecentes esconden a sus víctimas transformándolas en héroes. La tarea no es difícil porque tanto el héroe como la víctima tienen un rasgo en común: ambos tienen que afrontar más sacrificios de los que le son exigibles. Sin embargo, su situación no es idéntica. La víctima, a diferencia del héroe, se sacrifica más de lo que debe porque alguien le quitó lo que le era debido. La razón de su sacrificio es la situación injusta que padece. Disfrazar a las víctimas de héroes hace que la injusticia que motiva su esfuerzo, y la responsabilidad de los gobiernos indecentes que la provocan, quede convenientemente oscurecida. El disfraz es casi perfecto porque si alguien intenta cuestionarlo, llamando la atención sobre la injusticia convenientemente silenciada, puede ser acusado de no tratar a la víctima trastocada en héroe con el respeto que se merece. 

Nuestros estudiantes “heroicos” que van a la escuela sin comer, luego de largas horas de caminar, no son más que víctimas de las políticas que han empujado a millones bajo la línea de pobreza. Son tan víctimas como los maestros condenados a cobrar salarios de indigencia por las políticas educativas de un gobierno indecente. Sus largas caminatas no son fruto de su carácter heroico sino de la falta de inversión estatal en infraestructura vial y servicios públicos. Su rol “heroico” de médicos o trabajadores sociales improvisado, sólo sirve para enmascarar el hecho de que allí donde dictan clases, el Estado se ha desentendido de garantizar los servicios sanitarios y sociales básicos. 

La memoria de los cuarenta y cuatro submarinistas sepultados en el mar será honrada si nos resistimos al nuevo intento de tapar con la lápida de la heroicidad, toda la indecencia e injusticia de la que fueron víctimas; si no olvidamos que fueron abandonados por el mismo gobierno que los envió allí, a realizar un tipo de tarea que, por lo riesgosa, sólo puede ser hecha por quienes no son movidos por el afán de recompensa, sino por las exigencias del honor; si recordamos que su hallazgo se debió a la insistencia de los familiares que, de manera incansable, continuaron formulando su reclamo por la verdad a un ministro que hizo de la mentira un arte, y a un presidente que ha hecho de las frases huecas de autoayuda, pronunciadas en el tono balbuceante que lo caracteriza, el signo distintivo de sus respuestas insustanciales. 

El modo de honrar a nuestros estudiantes con hambre, a nuestros maestros mal pagos, a nuestros marinos abandonados en el mar, consiste en volver visibles las políticas indecentes que los pusieron allí. Su sacrificio no debe ser motivo de orgullo, sino de vergüenza: un incentivo para cambiar la injusticia de la que fueron víctimas. Los intentos gubernamentales de disfrazarlos de héroes deben recordarnos lo riesgoso que es dejar el destino de personas movidas por el honor – estudiantes, maestros y marinos – en las manos manchadas de funcionarios desnudos de toda honra.

Hugo Seleme

Hugo Seleme >>
               


Esta página es consultada por muchos NIÑOS, jóvenes y adultos que agradecen un buen lenguaje, sin insultos ni agravios... Por favor comentá correctamente.
Ayudanos a moderar este espacio, si ves un comentario inapropiado envianos un informe.
La reiteración de informes sobre un Comentarista fuera de lugar puede ocacionar el bloqueo para utilizar este espacio.
Informanos sobre un Comentario inapropiado en esta página











 
PAGINA PRINCIPAL (HOME) | NOTICIAS DE RIO COLORADO | NOTICIAS DE LA COMARCA DEL COLORADO | NOTICIAS DE RIO NEGRO

COMUNICATE CON RIO COLORADO: 0291 429-6606
 
RioColorado.com.ar RioColorado.com.ar RioColorado.com.ar